miércoles, 2 de noviembre de 2011

¿Qué entiendes por equipo?








Javier de Mercader







Todo el mundo tiene una idea de lo que es un equipo, sea deportivo o en una empresa, y seguro que tú tienes la tuya, por eso he querido titular este post ¿Qué entiendes por equipo?.

Está claro que un equipo es un grupo de personas, y que no todos los grupos de personas son equipos, por lo que ¿cuáles son las características de un equipo?. Para mi hay dos características fundamentales, la primera es tener un objetivo común y la segunda obtener unos resultados o rendimiento comunes.

Para que un equipo sea efectivo todos sus miembros han de estar de acuerdo con el objetivo común. Si dentro del equipo parte de sus componentes tienen diferentes objetivos, o discrepan del objetivo marcado, no creerán en él. El objetivo será por tanto mucho más difícil de alcanzar.

Si el objetivo común es el mismo para sus componentes, éstos trabajarán conjuntamente para alcanzar el objetivo.

Esto se ve muy claro en un equipo deportivo. ¿Qué pasa cuando uno o varios jugadores hacen la guerra por su cuenta?. Está muy claro que ese jugador o jugadores te podrán resolver un partido, pero para ganar un campeonato es imperativo que todos trabajen conjuntamente en la misma dirección. No quiere decir esto que no se tengan que aprovechar las cualidades de cada uno de sus miembros, sino todo lo contrario.

Cada miembro del equipo tiene unos puntos fuertes y otros menos fuertes. La finalidad del equipo, en el caso del deporte guiado por el entrenador, en una empresa el responsable del equipo (jefe, director, coordinador, …), es conseguir aprovechar al máximo los puntos fuertes de cada componente en beneficio del grupo y complementar a sus miembros para que las virtudes de uno escondan las debilidades de otro.

Cuando se consiguen complementar todas las cualidades de los miembros del equipo, se crea un efecto multiplicador. Se consigue que el grupo sea mucho más fuerte, y conseguirá unos resultados extraordinarios.

Otro aspecto que no hay que olvidar es la comunicación dentro del equipo. Todos los que han formado parte de un equipo deportivo conocen que un equipo tiene momentos buenos y momentos muy duros “crisis”. Cuando las cosas van bien y los resultados acompañan es muy fácil crear buen ambiente, todo es mucho más fácil, pero ¿qué pasa cuando llegan esos momentos de crisis?.

Es entonces cuando es más necesario que nunca la comunicación. Ya que permitir que un equipo se rompa tiene el efecto de una bola de nieve, cada componente acaba yendo por su lado olvidando la prioridad del conjunto.

Cuando llega ese momento hay que olvidarse de uno mismo, de todas las influencias externas que pueden afectarme, directivos, entorno, seguidores, familiares… Desde fuera cada uno va a tener su opinión, y aunque están en su derecho, muchas veces desconocen lo que ocurre realmente dentro del grupo, por lo que poco van a poder ayudar a la solución del problema.

Las crisis las tienen que afrontar los miembros del equipo para poder superarlas. Primero siendo conscientes de ellas, ya que a veces lo fácil es hacerse el ciego y esperar que se resuelva sólo. Hacer conscientes a todos los compañeros, sentarse y buscar la mejor solución entre todos y por consenso. La solución nunca venir debe impuesta por uno de sus miembros ya que entonces aunque se podría solucionar temporalmente el problema, es muy probable que en un futuro volviese a aparecer. Cuando no se hablan las cosas, hay interpretaciones por cada componente del equipo y por tan no se avanza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada